Realidades, no tan visibles, acerca de la inmigración

Frente al alarmismo y los prejuicios xenófobos los datos muestran realidades distintas acerca de la inmigración y sus causas. Preguntándonos quiénes son, de dónde vienen y por qué lo hacen descubrimos que no todo es como nos lo cuentan.

La presente gráfica muestra la afluencia de población extranjera a España entre la segunda mitad de 2015 y la primera de 2016. Los saldos son para personas con residencia legal en nuestro país y muestran claramente que marroquís, rumanos y colombianos componen el grueso de población extranjera que en esos años decidió trasladarse aquí, seguidos no muy lejos por italianos y británicos. Otros colectivos importantes son los compuestos por venezolanos, hondureños, chinos y brasileños. Pese al acentuado repunte de las afluencias procedentes de África a lo largo del último año, esta tendencia se sigue manteniendo en la actualidad. Los colectivos de extranjeros que deciden fijar mayormente su residencia en España siguen siendo más o menos los mismos (Fuente: ociolatino.com).
  

Fantaseando con la riqueza

Vivimos en una sociedad de apariencias donde muchos asumen que pueden imitar la forma de vida de la gente adinerada aun cuando se encuentren en el umbral de la pobreza. El culto a la ostentación y la necesidad de vender nuestro éxito ante los demás se convierten entonces en obsesiones en ocasiones enfermizas.


¿Y tú quién eres para decirme qué sueños tengo yo?      Hoy en día todos queremos sentirnos "especiales", diferenciarnos del resto en algún aspecto concreto para luego poder presumir de ello ante los demás. Ser cliente Premium de algún servicio online, poseer la tarjeta VIP que te convierte en "socio preferente" de alguna cadena de establecimientos o centro comercial, acceder a una página web donde se nos muestran ofertas "exclusivas" que no aparecen en otras similares, obtener descuentos extraordinarios por ser el "cliente de oro" de determinada tienda o plataforma de servicios... Y así podríamos seguir un buen rato. Todo lo anterior, y otras muchas cosas parecidas, va encaminado a ofrecer esa imagen de exclusividad, de pertenecer a un club selecto al que la mayoría no pertenece. De esta manera podemos fantasear con que somos especiales, formamos parte de una élite por decirlo de alguna manera. Fantaseamos en definitiva con la riqueza, una riqueza que no es real sino únicamente imaginada. Es una de las máximas de la sociedad de consumo en la que vivimos. Todos queremos vivir como si fuéramos ricos aunque realmente estemos muy, pero que muy, lejos de serlo.

¡Pardillos!

El asunto de la casa de la mediática pareja Iglesias-Montero sólo demuestra una cosa a mi entender. Los dirigentes de Podemos siguen siendo unos pardillos que no comprenden cómo funciona la política en este país.


Pablo Iglesias junto a Irene Montero, en una imagen de archivo.- EFE      ¿Por qué Pablo Iglesias e Irene Montero se han comprado la fastuosa casa de la que tanto se ha venido hablando durante estos últimos días? La respuesta es bien simple. Lo han hecho porque se lo pueden permitir gracias entre otras cosas a sus sueldos de diputados, que no es precisamente una profesión mal pagada. Después de todo es lo que cualquiera haría. Si tienes dinero para permitirte algo que antes no podías permitirte, sencillamente tiras de billetera y te das el gustazo. Todos vivimos inmersos en una cultura en la que el consumismo es un credo y una forma de entender la vida, usamos el dinero para comprar cosas o disfrutar de experiencias a todas horas, y la parejita en cuestión no es ninguna excepción. Decidieron hipotecarse por unos 1.700 euros al mes a pagar durante 30 años para así trasladarse a un chalet, ciertamente espectacular y con un amplio terrenito, ubicado en una tranquila urbanización en Galapagar, a las afueras de Madrid. Sin duda es un buen lugar para vivir, apacible y hermoso, nadie podría afirmar lo contrario. Y para terminar de mejorarlo está lo suficientemente apartado como para que puedan disfrutar de intimidad de cara al nacimiento de sus hijos, pero lo suficientemente cerca de la capital (y del Congreso) como para que los traslados diarios no sean especialmente largos. Desde estos puntos de vista su decisión ha sido de lo más lógica.

Las limpiezas étnicas funcionan

La enésima masacre en Gaza ha vuelto a centrar el foco de atención en la desesperada situación de los palestinos en los territorios ocupados por Israel. El suyo es otro trágico ejemplo de limpieza étnica que se está llevando a cabo de manera exitosa. La Historia está llena de ellos.


palestina3

      En general, se entiende como "limpieza étnica" la expulsión de un territorio de una población "indeseable", basada en discriminación religiosa, política o étnica; o a partir de consideraciones de orden ideológico o estratégico; o bien por una combinación de estos elementos (Wikipedia).


Desmontando disparates pseudocientíficos ¿Los dinosaurios nunca existieron?

¿Es cierto eso de que los dinosaurios nunca existieron? Según ciertos vídeos y blogs que pueblan Internet estas archifamosas criaturas prehistóricas bien podrían ser una invención. Pero resulta relativamente sencillo desmontar los argumentos pseudocientíficos de quienes defienden tales disparates.



Fichier:Dromaeosaurs.png
A menudo la imagen popular que se tiene de los dinosaurios no se corresponde con el aspecto real que, muy probablemente, debieron de tener. Un ejemplo claro es la familia de los dromeosáuridos, también conocidos vulgarmente como "raptores", a menudo representados como depredadores extremadamente feroces e implacables. Como se puede ver en la ilustración, hoy sabemos que estas criaturas estaban emplumadas y guardaban un gran parecido con las aves, pues están estrechamente emparentadas con ellas. Incluso el famosísimo y cinematográfico Velociraptor resulta decepcionante, pues era un animal mucho más pequeño de lo que imaginamos. En cierto modo el monstruo popularizado por Hollywood respondería a otra especie, el Utahraptor, si bien pudiera ser que las estimaciones iniciales de su tamaño (extrapoladas de restos incompletos) sean algo exageradas (Fuente: Wikipedia).  

La sombra cae sobre Occidente

Los últimos movimientos políticos en Washington, las tensiones diplomáticas con Rusia y el recrudecimiento de la crisis siria, son sólo una muestra de la deriva belicista y reaccionaria que se está adueñando de Occidente. Se acercan días sombríos que bien podrían anunciar algo mucho peor.


Tal y como se puede ver en la presente infografía, la concentración de efectivos militares en torno a Siria es realmente impresionante. En esta zona están confluyendo un gran número de fuerzas navales y aéreas de Estados Unidos y la OTAN, que se suman al despliegue de misiles y a las tropas estacionadas en bases militares. Todo esto en un escenario en el que también se concentran efectivos rusos e iraníes, en apoyo de la reforzada capacidad militar siria y teniendo en cuenta además la presencia activa de otros actores, como Israel, Turquía o Arabia Saudí. En un escenario como éste las últimas acciones chulescas de Trump no hacen sino elevar la tensión hasta límites que no hubiéramos imaginado en años pasados. El escenario ideal para que una chispa accidental haga saltar por los aires este apocalíptico polvorín (Fuente: RT). 

Happiness. Una alegoría sobre la alineación


     El siguiente corto es obra del ilustrador y animador Steve Cutts y, no hace mucho, se volvió viral en Internet. Happiness, un mundo de roedores alienados en el que uno de ellos busca incansablemente la felicidad por la vía del consumismo, para estrellarse una y otra vez con la miserias de nuestro mundo moderno. Reproduzco aquí el corto, a pesar de lo extendido que está, porque me parece una acertadísima alegoría de nuestra sociedad actual.