Apuntes de actualidad. El PP se quita la careta



        El Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas Cristóbal Montoro, véase aquí una fotografía en la que destaca la sonrisa de necio que lo caracteriza, ha hecho hoy unas jugosas declaraciones al diario El Mundo. Sacando pecho tras su purga en Hacienda y con la desfachatez que caracteriza a los delincuentes ha asegurado: "El PP volverá a ganar las elecciones porque los mercados no son gilipollas". Ya era hora de que se quitaran del todo su careta pseudodemocrática y hablaran con total claridad. Ahora ya sabemos quién tiene en realidad poder para decidir sobre el futuro gobierno de España ¿Los ciudadanos?, ¡pues claro que no alma de cántaro! Eso de meter el papelito en la urna no es más que un mero acto simbólico sin funcionalidad alguna. Aquí quien decide son los mercados, esas entidades infalibles y semidivinas que dominan nuestras vidas queramos o no queramos. Los dogmas neoliberales se imponen y la libertad es una palabra secuestrada que ha quedado vacía de significado. La gente ya no pinta nada, es prescindible y los políticos ya ni tan siquiera se esfuerzan en fingir, serán los mercados quienes impongan el tipo de gobierno bajo el que viviremos sometidos, una dictadura en la que el señor ministro se sentirá la mar de a gusto porque mediante la Ley del Terror podrán quitar de en medio a todo aquel que moleste. La dictadura de esos "mercados que nos son gilipollas", así los llaman para hacernos creer que son entes intangibles dotados de un poder que no es de este mundo. Pero somos muchos los que sabemos que detrás de esa palabra se esconde la misma oligarquía criminal que ha provocado la crisis y nos está haciendo pagar sus delitos. Mientras tengan a mano a lacayos mezquinos y serviles como Montoro podrán seguir adelante con sus planes.


                                                                                                                                    Juan Nadie

       

No hay comentarios:

Deja un comentario Tu opinión interesa

Comentarios sujetos a criterios de moderación.