España es una puta barata...

...y lo peor de todo es que no parece darse cuenta. Por poder España puede ser muchas cosas, incluso una puta que no solo se contenta con su situación sino que además da la impresión de ser feliz, pero llega un momento en que no es posible rebajarse más.

        Nuevamente salta la noticia, Bruselas exige más "reformas" (traduciendo para que nos entendamos, recortes) para cumplir los objetivos de déficit del próximo año. El ajuste se cifra en unos 5.000 millones de euros para el 2014, ¡ya ves, pura calderilla! Todos sabemos lo que viene a continuación, a joderse los de siempre, más paro, más privatizaciones y desmantelamiento de servicios públicos, más desigualdades y miseria, más jóvenes con estudios y sobradamente preparados marchándose fuera para que en otros países se aproveche un talento que aquí ha sido vergonzosamente despreciado y, por supuesto, los ricos cada vez más ricos y sus lacayos políticos a seguir chupando del bote como sanguijuelas en ayuntamientos, diputaciones, ministerios, senados y parlamentos. Todo sigue igual y da la impresión de que todavía hay demasiada gente que sigue a la sopa boba como esperando no se sabe muy bien qué ¿Piensan que la crisis pasará así sin más como por arte de magia? ¿Que un buen día nos despertaremos como de una pesadilla y todo el mundo volverá a tener trabajo? ¿Que tarde o temprano las cosas volverán a ser como antes y podremos seguir fundiendo nuestras tarjetas de crédito, endeudándonos hasta las cejas para mantener el modo de vida consumista que nos han inculcado y no pensando en lo que vendrá mañana? ¿Hasta cuándo vamos a seguir así? ¿Qué es lo que tiene que ocurrir para que haya una reacción popular masiva? ¿Acaso es que van a tener que colgarnos de los huevos a todos para que nos demos cuenta de que por este camino vamos hacia el desastre más absoluto?

        Sinceramente no lo entiendo, si te llueven hostias por todas partes llega el momento en que has de responder. No digo ya levantar barricadas en las calles y liarse a tiros, que llegado el caso tampoco estaría tan mal, pero sí mandar a paseo de una u otra forma a todos esos que nos han metido en esta situación, aunque solo sea con el único poder que nos queda, el de las urnas. Pero en lugar de eso vemos el inmovilismo de siempre, sectores de población acérrimos a su partido "de toda la vida", al que siempre han votado y seguirán votando. El PP se recupera en las encuestas aun a pesar de toda la mierda que ha esparcido por este país ¿Qué importan la trama Gürtel, el caso Noos, Bárcenas, la estafa de las cajas de ahorros, la apestosa reforma educativa del impresentable ministro Wert, la del Código Penal del aún más impresentable de Gallardón o, para terminar de rematarlo, el debacle de la Comunidad Valenciana con el cierre de RTVV (Canal 9) como último pero no definitivo episodio? Aquí seguimos prefiriendo distraernos con el fútbol, vibrar con los éxitos de nuestros grandes deportistas, poner Telecinco para escuchar las sandeces que escupe Belén Esteban, tirar hacia delante viviendo al día y, en definitiva, no cuestionarse el sistema en el que estamos atrapados.

        Y al final será verdad que tenemos lo que nos merecemos, sencillamente no hemos hecho nada por conseguir algo mejor. También por eso creo que quienes manejan los hilos desde arriba, tanto dentro como fuera del país (Iglesia incluida por supuesto), nos desprecian en grado sumo a causa de nuestra estupidez y nuestra pasividad. Y cuando el desprecio llega a ese nivel pisotear al de abajo se convierte en rutina y no genera preocupación y supongo que tampoco es motivo de dilemas morales. Aplastar a una cucaracha no supone problemas de conciencia, lo haces y luego te olvidas. Decía Emilio Botín hace unos días que "España estaba en un momento fantástico" ¡Claro que lo está!, para todos los que son como él. Este es un país que se vende barato, a precio de saldo, desmantelado pieza a pieza y expuesto en un "top manta" para que el olor de la carroña atraiga a los buitres desde bien lejos. Y esos buitres lo saben, saben que podrán disfrutar de la pitanza sin impedimento alguno, no nos vamos a resistir mientras nos despedazan a picotazos. Luego se marcharán dejando tan solo el esqueleto pelado, nada de nada.

       El sur de Europa es la rotonda del polígono que se encuentra en la periferia del continente. Y allí, junto a Portugal y Grecia, está España exhibiéndose con el poco orgullo que le queda. Sigue pensando que no le queda más remedio que hacer lo que hace, es lo que hay y debe conformarse pues después de todo, "tampoco está tan mal". Y uno tras otro los clientes acudirán a aprovecharse de la fulana que ofrece sus servicios a un precio cada vez más bajo, que se hunde más y más en el pozo de su miseria sin plantearse de qué forma podría salir de él. Habrá quién le diga que dentro de unos años la cosa mejorará y ya no estará tan tirada, pero eso mismo ya se lo llevan diciendo desde hace mucho tiempo y las cosas solo han ido a peor. Y con eso nos quedamos, con un país de camareros, cajeras de supermercado, dependientes, gogós de discoteca, camellos y por supuesto muchos parados; es lo que han decidido que seamos. Todos escuchando con cara de idiotas a supuestos expertos en economía repitiendo una y otra vez eso de que "en uno o dos años comenzaremos a salir de la crisis" (aunque digan dentro de tres, ¿qué importa eso si siempre es la misma cantinela?). Habría que mandarlos a la mierda porque no sirven para nada y ya de paso hacer lo mismo con la Unión Europea, el FMI, la despreciable clase política que tenemos y también con todos esos banqueros y grandes empresarios que siguen enriqueciéndose mientras socializan sus pérdidas para que paguemos con recortes e impuestos su irresponsabilidad y sus grandes cagadas. Pero mucho me temo que por el momento eso no pasará, seguiremos enquistados en nuestra patética autocomplacencia, cantando como hacía el difunto Manolo Escobar que... ¡España es lo mejor! Sin embargo yo estoy más con Albert Pla cuando dijo eso de que le daba asco ser español. Tiene razón, hoy por hoy da asco, pero al paso que vamos puede darlo mucho más en un futuro.


                                                                                                                                    El último de la clase                    

No hay comentarios:

Deja un comentario Tu opinión interesa

Comentarios sujetos a criterios de moderación.