¿Información veraz o manipulación interesada?


        El pasado 24 de mayo la cadena de televisión La Sexta emitió un reportaje dedicado a la figura del alcalde de Marinadela y diputado del parlamento andaluz, Juan Manuel Sánchez Gordillo. Dicho reportaje es otro más de la serie que emite "Equipo de investigación", programa que antes pertenecía a la parrilla de Antena 3 y que ahora se ha pasado a La Sexta, pues ambos medios pertenecen al mismo grupo de comunicación que, dicho sea de paso, pertenece a su vez al Grupo Planeta, donde encontramos emisoras de radio como Onda Cero y el diario La Razón. Quién no conozca este dato que consulte por ejemplo la página de Wikipedia Grupos mediáticos españoles.

        He adjuntado el reportaje de "Equipo de investigación" para todo aquel que lea estas líneas y tenga interés en verlo. De esta manera podrá juzgar por sí mismo y decidir si comparte o no lo que expongo en el presente artículo.

     




          No voy a entrar a valorar la figura de Sánchez Gordillo, un personaje controvertido con el que se puede estar más o menos de acuerdo, especialmente en lo referente a las acciones y protestas que protagoniza o en las que participa. Una de estas acciones, el asalto a un supermercado de una conocida cadena en el que se sustrajo una cantidad importante de alimentos, da pie al reportaje del que hablo y convirtió al alcalde de Marinadela en una figura mediática que apareció en telediarios de medio mundo como una representación de lo que estaba sucediendo en España a raíz de la crisis. Pero tal y como he dicho no voy centrarme específicamente en el personaje en cuestión, sino más bien en el programa "Equipo de investigación", valorando si realmente representa una forma de periodismo objetiva y fiable o si por el contrario busca más el impacto y el sensacionalismo como forma de captar audiencia, cuando no de condicionar la opinión de los telespectadores. Para ello me centraré en cuatro aspectos del programa en sí que me parecieron relevantes.

          El primero es el propio formato del mismo, algo que de entrada ya nos puede decir bastante acerca de a qué tipo de televisión nos estamos enfrentando. En primer lugar destaca la música de fondo que está presente durante la mayor parte del reportaje, una especie de fanfarria machacona, que bien podría acompañar también a imágenes de desastres naturales o calamidades parecidas y que llega a resultar incluso cargante. La única finalidad dicha música parece ser la de añadir un mayor dramatismo a aquello que se está narrando y a esto también ayuda el particular estilo empleado por la presentadora y directora del programa, Gloria Serra, cuyo tono de voz a la hora de relatar los hechos está cargado de teatralidad. Luego tenemos la propia temática de la serie "Equipo de investigación", cuyos reportajes suelen tratar sobre asuntos tales como: la extrema derecha en España, la trama mafiosa de Gao Ping, las redes de explotación sexual de mujeres inmigrantes, los escándalos de corrupción y otros parecidos. Uno no puede dejar de pensar que, metiendo al alcalde de Marinadela en el mismo saco que todo esto, ya se predispone de entrada al espectador para que empiece a tener una valoración negativa acerca del mismo. Si a esto le unimos los paralelismos que se establecen entre Sánchez Gordillo y el ya fallecido Hugo Chávez, en concreto cuando se nos presenta la televisión local del municipio en la que muy a menudo aparece el primero, esta predisposición puede llegar a ser incluso mayor entre determinados sectores.

          El segundo de los aspectos se relaciona con las críticas que en el programa se vierten acerca del gobierno en la citada localidad. Se nos habla de clientelismo y tratos de favor para con los incondicionales (en relación al reparto de trabajos en la cooperativa y la posibilidad de beneficiarse de los programas de vivienda desarrollados en el municipio), falta de transparencia, mala gestión y despilfarro del erario público en proyectos de dudosa rentabilidad (un polideportivo, dos campos de fútbol, piscinas, etc.), inmovilismo ideológico, escasa tolerancia hacia la disidencia o las voces críticas y hasta incluso un cierto autoritarismo, o también caciquismo, del propio Sánchez Gordillo al llevar como alcalde desde 1979. De ser cierto todo ello resultaría obviamente más que censurable, pero detengámonos un momento a hacernos una serie de preguntas ¿Son estas prácticas algo exclusivo de Marinadela? ¿No están excesivamente extendidas, por desgracia, por toda la geografía española? ¿No son un comportamiento más que habitual en numerosos dirigentes políticos pertenecientes a los partidos mayoritarios, ya sea a escala local, autonómica o nacional? El caso de Marinadela solo sería otro más de una lacra que afecta a España en su conjunto, un problema que exige soluciones globales porque no estamos ni mucho menos ante sucesos aislados.

         El tercer aspecto del que quería hablar se centra en el supuesto milagro económico de Marinadela, donde hay trabajo al alcance de casi cualquiera, servicios garantizados a precios simbólicos y acceso a vivienda barata y de calidad. En el reportaje se nos explica que dicho "milagro" se debe en buena medida a las subvenciones que el municipio recibe de la Junta de Andalucía, que suponen la mayor parte de los ingresos que éste posee. El economista José María Gay de Liébana aparece hablándonos de ello y el propio Sánchez Gordillo lo reconoce en la entrevista que tiene lugar al final del programa, entrevista en la que me centraré más adelante. Una vez más surgen una serie de cuestiones ¿Es Marinadela el único municipio de Andalucía que depende de las subvenciones de la Junta para asegurar un determinado nivel de ingresos? ¿Son sus vecinos los únicos que dependen asimismo del en ocasiones tan denostado subsidio agrario (el PER)? ¿Cuál es la situación actual del campo andaluz? En el reportaje se echa de menos una comparativa, confrontar la situación de Marinadela con la de otros pueblos de su entorno para comprobar en qué medida dependen el uno y los otros de las subvenciones. Nada se nos explica acerca de esto último y se tiene la impresión de que el feudo de Sánchez Gordillo es una especie de ente aislado, cuando en realidad forma parte de una realidad mayor en la que no se profundiza.

        Por último nos encontramos con la entrevista al personaje en cuestión, la propia Gloria Serra remarca al principio del programa que "nosotros hemos hablado con él". El alcalde se muestra esquivo pero al final accede a hablar, a pesar ello acude a la cita en el ayuntamiento con hora y media de retraso. Acto seguido algo que llama la atención. Con el estilo que la caracteriza y justo antes de que dé comienzo la entrevista, la narradora-presentadora resalta un detalle del despacho del alcalde más o menos con las siguientes palabras: "de fondo un retrato del Che". Bueno, ¿y qué? ¿Qué nos está queriendo decir con eso? Y sobre todo, ¿que haya o no haya un retrato del Che Guevara en el despacho es relevante en relación a los asuntos que se tratan en el reportaje? Lo que debería importar realmente es la entrevista a Sánchez Gordillo, sin embargo descubrimos que ésta tan solo dura apenas dos o tres minutos, por lo que no hay demasiadas oportunidades de conocer al personaje de primera mano ¿Se puede achacar esto exclusivamente a la actitud del alcalde de Marinadela? Si a pesar de todo "Equipo de investigación" consiguió una entrevista con él, ¿por qué no se aprovechó la oportunidad de hacerla mucho más larga y tratar todos los temas en profundidad? En mi opinión Sánchez Gordillo no estuvo especialmente acertado en su intervención, sin embargo lo que alcanzó  a decir en tan poco tiempo no aporta apenas nada, especialmente porque el espectador ya se habría formado una idea acerca de él después de cincuenta minutos de programa en los que se hace hincapié en no pocas ocasiones en los aspectos más controvertidos de su figura (como los tan traídos y llevados asaltos a comercios).

         Ahí es donde radica precisamente el problema. Que se critique o se ensalce a Sánchez Gordillo o a cualquier otro personaje o colectivo es lo de menos, lo que realmente importa es la clase de periodismo que hay detrás de programas como "Equipo de investigación". Un tipo de periodismo que, en mi opinión, no es el que necesita este país en estos momentos. Hoy más que nunca se hace necesario presentar información contrastada, sin sesgos, profundizar y llegar a la raíz de los problemas que padecemos, conocer cuáles son las causas de los mismos y cuáles pueden ser al fin y al cabo las consecuencias a largo plazo; se hace necesario un periodismo más riguroso en definitiva. Pero en lugar de eso, ¿qué tenemos? Salvo alguna que otra notable excepción basta con realizar un paseo televisivo con la ayuda del mando a distancia para comprobar los contenidos de todas las cadenas y que cada uno extraiga sus propias conclusiones. La mía es que todo ha quedado reducido a un simple mercado, los anuncios tratan de venderte productos o servicios, los informativos y programas de actualidad hacen lo mismo con las noticias que te presentan. Éste es un mercado dominado por las mismas élites políticas y financieras que lo controlan todo en este país y, una vez más, el consumidor se ve empujado a escoger únicamente entre lo que le ofrecen. Solo importa vender el producto, la veracidad y la calidad de la información están de más.           


Kwisatz Haderach        

No hay comentarios:

Deja un comentario Tu opinión interesa

Comentarios sujetos a criterios de moderación.