Los Nuevos Diez Mandamientos. Una propuesta

En una sociedad laica se hace necesario inculcar una nueva clase de valores morales más acordes con la realidad actual, dejando atrás ciertos principios ya por completo desfasados. 


          Lo siguiente es una relación extraída del libro "El espejismo de Dios" (2006), del afamado y prestigioso biólogo evolucionista, pensador de nuestros tiempos y gran defensor del ateísmo Richard Dawkins. No es más que un compendio de principios morales o códigos de conducta que el autor de dicho libro encontró en un sitio web ateo que reseñaré al final del presente artículo. Los "Nuevos Diez Mandamientos" son los siguientes:
  1. No hagas a otros lo que no quieras que te hagan a ti.
  2. En todo, esfuérzate por no causar daño.
  3. Trata a los seres humanos, a los seres vivos y al mundo en general con amor, honestidad, fidelidad y respeto.
  4. No pases por alto la maldad ni te acobardes al administrar justicia, pero disponte a perdonar el mal hecho libremente admitido y honestamente arrepentido.
  5. Vive con un sentido de alegría y admiración.
  6. Busca siempre aprender algo nuevo.
  7. Prueba todas las cosas; revisa siempre tus ideas frente a los hechos y prepárate para descartar incluso  una creencia muy apreciada si no está conforme a ellos.
  8. Nunca busques censurar o interrumpir una disensión; respeta siempre el derecho de los demás a estar en desacuerdo contigo.
  9. Fórmate opiniones independientes en la base de tu propia razón y experiencia; no te permitas ser manejado a ciegas por otros.
  10. Cuestiónalo todo.
            Como el propio Richard Dawkins apunta, esta relación no es la obra de un gran sabio, tan solo refleja una serie de valores con los que podemos estar más o menos de acuerdo. Nada impide que dichos "mandamientos" puedan ser más de diez o que incluso añadas otros de tu propia cosecha. Yo por mi parte podría incluir los que siguen:
  • Nunca prejuzgues a nadie por motivo de su raza, origen étnico o social, religión o creencias, ideología, sexo, orientación  sexual o aspecto físico; conoce primero a las personas antes de formarte una opinión sobre ellas.
  • Procura disfrutar de la vida y de los pequeños momentos que te regala, compartiéndola con las personas que realmente te importan.
  • Nunca adoctrines a tus hijos, enséñales a pensar por sí mismos.
            Lo importante de esta lista, y de otras parecidas, no es cuál de sus principios éticos o de conducta consideramos más importante, tampoco si en ella no aparecen otros que tal vez sí debieran figurar. Lo realmente importante es compararla con los Diez Mandamientos "auténticos" para comprobar cuáles se ajustan más a nuestra forma de pensar, a los valores que, al menos en mi opinión, resultan más acordes a una sociedad que se considere avanzada y plural. Solo basta con tener a mano el Catecismo Básico de la Iglesia Católica (o consultar una de las muchísimas web en las que figura) para realizar dicha comparación. Por cierto, para todo aquel que sienta curiosidad recomiendo que busque en la Biblia, dentro del Antiguo Testamento, el pasaje en el que figuran los Diez Mandamientos originarios, aquellos que Yahvé le entregó a Moisés en la Tablas de la Ley, y los compare a su vez con los del catecismo católico. El pasaje puede encontrarse en "Éxodo 20, 1-21" y también en "Deuteronomio 5, 1-22", el que no los haya leído nunca a buen seguro se llevará una sorpresa. Que cada uno extraiga sus propias conclusiones y juzgue si, a día de hoy, cualquier persona que se considere cristiana o católica podría considerar estas máximas sagradas como los principios morales en los que debe basarse su vida.

                                                                                                               Artículo escrito por El Segador
     

Más información:

          

No hay comentarios:

Deja un comentario Tu opinión interesa

Comentarios sujetos a criterios de moderación.